¿Es deducible el IVA del vehículo con el que me desplazo para hacer las compras de mi tienda?

La deducción del IVA soportado en la adquisición de combustible ha de desvincularse de la deducción del IVA asociado al vehículo (Dirección General de Tributos. Consultas V2349-12, de 10 de diciembre de 2012, y V2475-12, de 18 de diciembre de 2012).

La Ley del IVA permite, como regla general, deducir el 50% del IVA soportado en la adquisición de vehículos, con base en la presunción de que están afectados en un 50% al desarrollo de la actividad empresarial o profesional. Por el contrario, no se prevé regla expresa en relación con el IVA soportado en la adquisición del combustible que consuman dichos vehículos.

El TJUE ha declarado que la afectación de un bien de inversión determina la aplicación del sistema del IVA al propio bien y no a los bienes y servicios utilizados para su explotación o mantenimiento, cuya deducción dependerá, en particular, de la relación entre dichos bienes y servicios y las operaciones gravadas del sujeto pasivo.

A la vista de la jurisprudencia de dicho Tribunal, la DGT concluye que el derecho a la deducción de las cuotas soportadas por la adquisición de combustible debe desvincularse del aplicable a la propia adquisición del vehículo, por lo que aquellas serán deducibles siempre que su consumo se afecte al desarrollo de la actividad empresarial o profesional y en la medida en que vaya a utilizarse previsiblemente en el desarrollo de dicha actividad económica, sin perjuicio de la regularización que proceda cuando varíe el grado de utilización aplicado inicialmente, el cual deberá ser probado por el sujeto pasivo por cualquier medio de prueba admitido en derecho.

Estamos a vuestro servicio para cualquier duda o consulta. Contacta con nosotros y te asesoramos.